lunes, 19 de mayo de 2014

Capítulo VII



-En plena calle…
-No pasa nada. No hay nadie.- Le metió una mano en los pantalones. Jana rio, pero enseguida volvió a apartarse.
-Que no, Lucas.
-Vale.- Dijo resignado, volviendo a besarla.
No me mov√≠. Sam se volvi√≥ hacia m√≠ extra√Īado. Despu√©s sigui√≥ la direcci√≥n de mi mirada, hasta la pareja, pero no pareci√≥ reconocer a ninguno.
-Miri. ¿Pasa algo?
-Jana.- Llamé sin mirarle.
De pronto, la pareja se separ√≥. Jana, se volvi√≥ hacia m√≠ sonrojada. Baj√≥ la mirada. Lucas me sostuvo  la mirada, tranquilo.
-Miriam.- Empez√≥ Jana.- Nosotros…
-Haz lo que quieras. Yo ya te dije todo lo que te ten√≠a que decir. Si no quieres hacerme caso, t√ļ ver√°s.
-Miriam, espera…
-V√°monos, Sam.
Empec√© a andar, pero Sam no me sigui√≥ y me detuve extra√Īada.
-Sam.- Lucas apretó los dientes. Sam no se movió. Simplemente le aguantó la mirada, serio. Jana les miraba confundida. Yo me mordí el labio. Había olvidado lo que me dijo Lucas. De todas formas, parecía que el odio era mutuo.
-Cuánto tiempo.-Dijo Sam fríamente.
-Sí. Mucho tiempo. Veo que ya conoces a Miriam.- Ninguno se volvió.
-La conozco.
Hubo unos segundos de silencio incómodo en los que Jana y yo les mirábamos expectantes. Yo sentía curiosidad por lo que había hecho que se odiasen tanto, pero a la vez tenía algo de miedo. Conocía a Lucas, y sabía que era mejor no llevarse mal con él.
-¿Qu√© pasa?- Pregunt√≥ finalmente Jana rompiendo el silencio.
-Creí que no volvería a verte.
-Las cosas han cambiado mucho desde entonces.- Contestó Sam encogiéndose de hombros.
-No lo creo. T√ļ sigues siendo el mismo gilipollas. Solo que a la que pretendes utilizar esta vez es a Miriam.- Le fulmin√≥ con la mirada.
-¿Qu√© dices, Lucas? Sam no es como t√ļ.
 -No te equivoques, Miriam. Esta vez yo no soy el malo de la pel√≠cula.
-Sam tampoco.
-No le conoces.
-¿Y t√ļ s√≠?
-Yo también creía que le conocía. Pero luego me di cuenta de que no es más que un maldito gilipollas.
-¡Lucas!
Me gir√© asombrada hacia Sam. Ten√≠a miedo de que acabasen peg√°ndose o algo por el estilo. Parec√≠a que a Lucas no le faltaban ganas. ¿Qu√© habr√≠a hecho Sam para que le odiase tanto?
Aunque tal vez fuese cosa de Lucas… Sin embargo en lo que llevaba con el (apenas unas semanas…) nunca le hab√≠a visto odiar as√≠ a alguien. Insultarle, pegarle y criticarle puede que s√≠, pero esto parec√≠a venir de antes.
Sam le miraba serio, sin inmutarse. Parecía que estuviese viendo la situación desde una televisión, como si fuese totalmente ajena a él.
-Ya te dije que siento lo que hice.
-Sí, lo recuerdo. Nos pediste perdón por teléfono porque no tuviste los huevos de quedarte para afrontar lo que habías provocado.
Dio un paso al frente. Cada vez alzaba m√°s la voz. Sam le miraba serio.
-Fue hace mucho tiempo.
-¿¡Mucho tiempo!?- Se acerc√≥ lo suficiente para darle un empuj√≥n que a m√≠ me habr√≠a tirado. Sam solo retrocedi√≥ un paso. No respondi√≥. Ni siquiera baj√≥ la mirada.
-¡Lucas!- Jana estaba asombrada, creo que incluso m√°s que yo.
-¡Le arruinaste la vida, maldito hijo de...!- Apret√≥ el pu√Īo.
-¡Lucas!
Logr√© interponerme entre ellos antes de que le pegase un pu√Īetazo. Se detuvo en el √ļltimo segundo.
-Lucas.-  Jana estaba con los ojos llorosos. No pod√≠a creer lo que hab√≠a pasado.- Para, por favor.
Lucas hizo un amago de volver hacia Sam, pero mir√≥ a Jana una √ļltima vez y se detuvo.
-Miriam, ll√©vatele. Por favor. No es el lugar ni el momento.- No  nos miraba. Ten√≠a la vista clavada en el suelo.
-V√°monos, Sam.
Sam no se mov√≠a. Empec√© a desesperarme. ¿Qu√© narices le pasaba ahora?
Mir√≥ una √ļltima vez a Lucas. Este segu√≠a mirando el suelo.
-Lo siento.- Murmur√≥ una √ļltima vez.
Por fin consegu√≠ llev√°rmele, extra√Īada. ¿Qu√© habr√≠a hecho? No ten√≠a ni idea, pero este no era el momento de averiguarlo. No le solt√© la mano hasta llegar a la puerta de mi casa.
-Miriam…- Le mir√©. Era lo primero que dec√≠a en todo el camino. Todas las preguntas que le hab√≠a hecho hab√≠an sido respondidas con un asentimiento de cabeza. Hab√≠a estado ausente todo el rato. Pero ahora me miraba fijamente a los ojos.- Siento lo que ha pasado.
-No tienes por qué darme explicaciones de nada. No pasa nada.- Forcé una sonrisa.
-Quiero hacerlo.
-No es necesario. Adem√°s, tengo que irme ya. Es tarde. Nos vemos el lunes.
Me miró apenado.
-Buenas noches, Miriam.
Cerr√© la puerta detr√°s de m√≠ con una sensaci√≥n de vac√≠o. Ten√≠a muchas ganas de volver a quedar con √©l ma√Īana.  Pero necesitaba pensar sobre lo que hab√≠a pasado antes con Lucas.
Reprimí las ganas de volverme a mirarle una vez más y seguí andando.
-Hola, Miriam.- Salud√≥ mi madre cuando entr√© en la cocina.- ¿Qu√© tal con tu novio?
-¡Mam√°!- La mir√© sonroj√°ndome. Lo que me faltaba.- No es mi novio. Era un amigo.
-Ya, seguro.
-¡Mam√°!
-A mí, no me digas nada, el que me lo dijo fue papá.
Suspir√© resignada. Los padres eran as√≠, ¿no?
-Me voy a mi cuarto.
Salí de la cocina negando con la cabeza, pero no pude evitar sonreír al pensar en la posibilidad de que Sam y yo fuésemos novios de verdad.
Empec√© a subir las escaleras, pero mi padre me llam√≥ desde el sal√≥n. Me acerqu√©. Estaba viendo el f√ļtbol, jugaba el Atleti.
-Hola Miriam. ¿Qu√© tal con el chico ese? ¿Cu√°ndo vas a present√°rnoslo?
-¡Nunca!- Sent√≠ como se me sub√≠an los colores.- Es un amigo.
Mi padre se ri√≥ de m√≠ a carcajadas, por lo que mi expresi√≥n pas√≥ de avergonzada a enfadada. Sub√≠ a mi cuarto con el ce√Īo fruncido  y me tumb√© en la cama mirando al techo.
Menudo d√≠a hab√≠a tenido. Hab√≠a empezado mal… Y hab√≠a acabado peor. Con lo bien que hab√≠a estado con Sam… Ten√≠a que aparecer Lucas para estropearlo.
Aunque tal vez el problema fuese que hab√≠amos ido  demasiado r√°pido. ¡Apenas hac√≠a una semana que le conoc√≠a! Era normal que no me hubiese contado nada de Lucas…
Necesitaba pensar en ello esta noche…
Con el pijama ya puesto abr√≠ de nuevo el libro de bilog√≠a, hasta que mi madre me llam√≥ para poner la mesa. Despu√©s de cenar, me met√≠ en  itunes y pas√© a mi Ipod unas canciones que me hab√≠a descargado el jueves. Cuando acab√©, revis√© mi twitter y apagu√© el ordenador. Estaba cansada, aunque no eran ni las once.
Me puse los cascos y empec√© a escuchar m√ļsica, ya metida en la cama. Me dorm√≠ con la canci√≥n de “Imposible olvidar” de fondo.
El S√°bado me despert√© muy tarde, a eso de las 12 y pico. A√ļn as√≠, me qued√© un par de minutos m√°s en la cama, hasta que vino mi madre.
-¿Miriam?
-Estoy aquí mamá.- Murmuré sin moverme de la cama. No me apetecía nada levantarme.
-Ah vale.- Respondi√≥ aliviada. Me mord√≠ el labio. Desde lo que pas√≥ en verano, se preocupaba mucho m√°s cada vez que llegaba tare, o no aparec√≠a a la hora, o algo de eso.- ¿No te levantas?
-Ahora voy.
-Est√° bien.  Te voy haciendo el desayuno.
-No hace falta mam√°.- Respond√≠, pero ya se estaba yendo. Resignada, me levant√© a rega√Īadientes y levant√© la persiana. Hac√≠a sol.
Cuando termin√© de desayunar y de ducharme, me vest√≠ r√°pido con un vestido de verano con flores. Me puse mis bailarinas marr√≥n oscuro y me recog√≠ el pelo en un mo√Īo mal hecho. Despu√©s, revis√© mi m√≥vil.

Hola Miri. Ya nunca te conectas al tuenti. ¿Qu√© es de tu vida? Jana me dej√≥ tu n√ļmero de tel√©fono. Ayer me la encontr√© en la discoteca. Bueno, ll√°mame cuando puedas y hablamos. ¿Vale?
Era Carla. ¿C√≥mo que hab√≠a visto a Jana en la discoteca? No s√© muy bien por qu√©, pero contaba con que despu√©s de lo que hab√≠a pasado, fuese a su casa. ¿Seguir√≠a con Lucas?
Sacud√≠ la cabeza y rele√≠ el WhatsApp. Carla ten√≠a raz√≥n. Hac√≠a un mont√≥n que no la ve√≠a. Ten√≠a ganas de hablar con ella. Enseguida marqu√© el n√ļmero con el que me hab√≠a mandado el WhatsApp y le di a llamar.
-¿Hola?
-¡Hola Carla!- Salud√© contenta.
-¡Miri! Jo, cu√°nto tiempo.
-Ya lo s√©… Es que no he tenido mucho tiempo para salir y eso, √ļltimamente…- En realidad, lo que no hab√≠a tenido era ganas de hacerlo con mis amigos de verdad. Eso me obligar√≠a a pasar por demasiadas preguntas sobre recuerdos dolorosos.
-Ah, vaya. Bueno, ¿y qu√© tal?
-Mm… Supongo que he estado mejor…
-¿Y eso?
-Una larga historia…
-Mm… ¿Y si quedamos en un rato y me cuentas?
Lo pensé. No podía aislarme en mi mundo para el resto de mi vida. Cuanto antes pasara por aquello mejor. Además, yo también tenía ganas de verla.
-Est√° bien.
-¡Genial! ¿En una hora en el cruce del ayuntamiento?
-Vale. Hasta ahora. Un besito.
-¡Otro! ¡Adi√≥s!
Colgu√© el tel√©fono y me dej√© caer en la cama. Carla me preguntar√≠a por Marcos. Ella era la persona a la que m√°s cosas le hab√≠a contado de √©l. Iba a ser complicado explicarla lo que hab√≠a pasado sin  mencionar el rollo sobrenatural…
Después de darle vueltas al asunto, decidí ver la tele hasta que fuese la hora de irme.
No daban nada, as√≠ que desde el Ipad de mi padre, puse el primer cap√≠tulo de “El pr√≠ncipe”. Me hab√≠an dicho que estaba muy bien.
Par√© el cap√≠tulo a la media hora a rega√Īadientes. Estaba muy interesante.
-Mam√°, voy a salir con Carla.
-¿Ahora?
-Sí mamá. No te preocupes, estaré aquí para comer.
Salí de casa sin darle tiempo a objetar nada. No se tardaba nada en llegar al cruce. Cuando llegué, estaba Carla esperándome, apoyada en el muro.
-¡Carla!
-¡Hola!- Salud√≥ sonriente al verme.
Nos abrazamos. Me alegraba un montón de verla.
-¡Ay!
Me separé asustada.
-¿Qu√© pasa?
-Cuidado con mis hombros por favor. Ayer me quemé un montón en la playa.- Se lamentó.
-Ah. Perd√≥n.- Me compadec√≠ de ella. Ahora que lo dec√≠a, me fij√© en que ten√≠a la cara quemada entera tambi√©n.- Ya te vale.- A√Īad√≠ mir√°ndola.
-Solo me hab√≠a quemado una vez en la vida… Y no hac√≠a mucho calor.
-Pues ya son dos.
-Qué mala eres.- Protestó. Yo me reí.- Por cierto, quiero presentarte a mi novio.
La mir√© sorprendida. No sab√≠a que tuviese novio. Me fij√© por primera vez en un chico casta√Īo de ojos marr√≥n claro que hab√≠a a su lado. Era mono, no recordaba haberle visto por aqu√≠. Le sonre√≠.
-Hola.
-Este es Juan, mi novio. Juan, esta es…
-Miriam.- Complet√≥ con una expresi√≥n con  una mezcla de sorpresa y recelo.

12 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias linda (: ahora me pasoo un besiito (:

      Eliminar
  2. He empezado a leer y me encanta como escribes y la historia en si, he de admitir que todavía no he terminado de leer todos los capítulos, pero seguiré en ello, puesto que es genial.
    Acabo de crearme un blog para llevar tanto temas de moda como diversos textos, si quieres te puedes pasar y si te gusta quedarte.
    Un besito http://carminyarmadura.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo muchiisimas gracias me alegro un montón de que te guste (: Ahora mismo me paso por tu blogtiene muy buena pinta jiji un besito liinda graciias por leerme (:

      Eliminar
  3. ¡Me ha encantado el cap√≠tulo!
    Yo antes también escribía,pero ya no tengo mucho tiempo para escribir.
    No conoc√≠ tu blog y he estado cotill√©andolo un poquillo,y la verdad me encanta la din√°mica y el estilo.¿Te gustar√≠a que nos sigui√©semos?s√≠ es as√≠ h√°zmelo saber en mi blog.
    Besitos desde http://miescueladetacones.blogspot.com.es/
    ¡Feliz domingo! Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchiiisimas gracias me alegro de que te guste!!!!
      Es una pena que ya no escribas, me habria gustado leerte :S
      Por mi genial que nos siguiesemos, ahora me paso por tu blog, linda (:
      Un besiito gracias otra vez por pasaarte ;)

      Eliminar
  4. nunca había visto algo similar en un post, y es realmente interesante
    gracias por pasarte mi blog
    new look
    http://sweetcarolblog.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo muchas graciias :') me alegro de que te gustee!!!
      de nada me gusto mucho jiji ;)
      un besito linda, luego me paso ;)

      Eliminar
  5. Miriam tontaa no me habias dicho que la estabas continuando, bueno, de todas formas tienes que subir otro cuando acabemos los examenes.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciias por pasartee ;)
      Losiento creia que ya lo sabias :S me alegro de que la sigas leyendo ;)
      Este finde semana subo otro jeje un besoo (:

      Eliminar