miércoles, 4 de junio de 2014

Capítulo IX



Volv√≠ a fruncir el ce√Īo preocupada. No me fiaba ni un pelo de Lucas. A saber qu√© hab√≠a hecho ahora para volver a utilizar a Jana.
-Cuéntamelo.- Respondí fríamente.
-√Čl…- Hizo una peque√Īa pausa.- Me ha llamado para disculparse hace un rato. Despu√©s de dejarme una orqu√≠dea en el buz√≥n. Menos mal que lo vi yo antes que mis padres...- Par√≥ de nuevo. Esto tambi√©n estaba siendo dif√≠cil para ella.- No s√© c√≥mo descubri√≥ d√≥nde viv√≠a, ni mis flores favoritas. Pero quiero darle la oportunidad de explicarse.
Abr√≠ los ojos como platos. Demasiado parecido a lo que hab√≠a hecho Sam. ¿Qu√© pasaba? No dije nada en unos segundos, mientras trataba de asimilar lo que me hab√≠a contado.
Adem√°s, tambi√©n me extra√Ī√≥ el hecho de que Lucas se tomase tantas molestias por un polvo. Cuando una chica pasaba de √©l, no la sol√≠a perseguir o regalar flores.
-¿Est√°s segura de que era Lucas?- Pregunt√© a√ļn sin poder cre√©rmelo.
-Claro que estoy segura.
-Le vas a perdonar.- No era una pregunta. De todas formas, empezaba a creer que me había equivocado con él.
-No sé lo que va a pasar. Pero por muy capullo que sea, me gusta. Y creo que yo también le gusto a él. Y sé que no te parece bien, pero es lo que hay.
-Ya.- Suspir√©. Ten√≠a derecho a darle una oportunidad, y yo no era qui√©n para impedirlo. Lucas hab√≠a sido mi mejor amigo en las √ļltimas semanas, mi punto de apoyo. Entend√≠a perfectamente que a Jana le gustase.
Además, había pasado lo mismo con Sam y conmigo. Lucas me decía que no era de fiar, pero yo no le hacía caso. Simplemente porque me gustaba. Era normal que a Jana le pasase lo mismo.
-Lo siento Miriam.- Se disculpó.
-No te preocupes, linda. Est√° bien. Si quieres quedar con √©l, hazlo. Pero ma√Īana en el instituto me lo cuentas todo, ¿eh?- Respond√≠.
-Claro.- Sonrió al otro lado de la línea, aliviada porque lo aceptase.- Gracias Miriam.
-Ya… Cuelga antes de que me arrepienta.- Brome√©. Se ri√≥.
-Hasta ma√Īana. Un beso.
-Otro. Ma√Īana nos vemos.
Corté la llamada resignada. Sabía que de todas maneras, aunque la hubiese dicho que no lo hiciese, no me habría hecho caso.
Mejor así. Por lo menos me enteraría de lo que habían hablado y en qué habían quedado. De la otra forma, no me contaría nada.
Volv√≠ a centrarme en la pantalla del ordenador, y descargu√© el ebook de “Bajo la misma estrella”. Tambi√©n me baj√© la colecci√≥n entera de “Juego de tronos” y de “Buenos d√≠as, princesa”. Ya que me pon√≠a…
Cuando terminé, me eché en la cama y me puse a leer. No me apetecía salir en lo que quedaba de tarde.
A la ma√Īana siguiente, me despert√© unos minutos antes de que sonase el despertador. Mi m√≥vil estaba sonando. Qu√© raro.
Me levant√© a rega√Īadientes y lo cog√≠. Era un n√ļmero privado. Titube√© unos segundos, pero luego vino a mi cabeza el recuerdo de aquel chico rubio de ojos azules, y pens√© que tal vez fuese √©l. Me empec√© a poner nerviosa. ¿Ser√≠a √©l de verdad?
Al final, deslicé el dedo por la pantalla del Smartphone para contestar a la llamada.
-¿Hola? ¿Qui√©n es?
-¡Zorra de mierda! ¡Me voy a vengar de todos vosotros por arruinarme la vida! ¡Te juro que os vais a arrepentir!
-¿Perd√≥n?- Contest√© alarmada. Si pretend√≠a asustarme, lo estaba consiguiendo.- Oiga, ¿qui√©n es? Si es una broma, yo no…
El misterioso personaje, empezó a reír.
-Ya te gustar√≠a que fuera una broma.- Hizo una pausa y volvi√≥ a ponerse serio.- Dos semanas. Me quedan dos semanas para regresar. Disfruta lo que te queda, Miriam, porque cuando yo llegue, te aseguro que t√ļ y tu novio Marquitos os vais a arrepentir de todo lo que hab√©is hecho.
Helada, no me mov√≠ hasta unos segundos despu√©s de que el extra√Īo personaje cortase la llamada.
Dej√© caer el tel√©fono encima de la mesa, y me sent√© en la cama, a√ļn sorprendida.
Pasaron unos minutos antes de que acabase de asimilarlo. ¿Qui√©n pod√≠a ser? Desde luego, la voz de Marcos no era. Adem√°s el misterioso personaje tambi√©n le hab√≠a mencionado a √©l. ¿Y Axel?
Enseguida lo descart√©. Axel estaba fatal cuando le vi por √ļltima vez. Adem√°s, se hab√≠a desvivido por proteger a su sobrino. ¿Por qu√© iba a amenazarle ahora? Aunque tal vez estaba resentido por haberse puesto de mi lado el d√≠a de la pelea.
A√ļn as√≠, dudaba mucho que hubiese sido Axel. No pueden cambiar tanto los sentimientos de una persona en tan poco tiempo. ¿No?
Pero entonces, ¿qui√©n pod√≠a haber sido? De lo que s√≠ estaba segura era de que era alguien que sab√≠a lo que era Marcos. Alguien que nos conoc√≠a a los dos. Pero, ¿qui√©n?
Puede que fuese un miembro del consejo de √°ngeles. Pero, sinceramente, me extra√Īaba que se hubiese llevado la relaci√≥n que tuvimos Marcos y yo a lo personal. Tampoco les habr√≠a afectado tanto, ¿no?
Intenté no pensarlo, pero no conseguía sacar de mi cabeza la misteriosa llamada. Después de un rato, rebusqué en mi mochila hasta encontrar lo que quería.
Abrí la ventana y me senté en el alféizar. Ya estaba amaneciendo.
·   ·   ·
Cuando se consumió el cigarro, lo tire a la basura, eché colonia a mi cuarto y cerré la ventana. Listo.
Con la cabeza a√ļn hecha un l√≠o, me met√≠ en la ducha a ver si me despejaba. Despu√©s, me vest√≠ con unos leggins negros y una sudadera de coca cola. Cuando acab√©, baj√© a desayunar. Mis padres todav√≠a no hab√≠an bajado.
Cuando sal√≠ de casa, a√ļn faltaba mucho para que empezasen las clases, pero quer√≠a que me diese tiempo a hablar las cosas con Jana antes de que empezasen. Si no iba a poder concentrarme en las materias.
Me puse los cascos por el camino. Se escuchaba la canci√≥n de “Te entrego mi coraz√≥n”. Mientras sonaba la letra, no pude evitar pensar en Marcos. ¿Le olvidar√≠a alg√ļn d√≠a? Puede que no…
-Hola, Miriam.
Me volv√≠ extra√Īada. Me sorprend√≠ un poco al ver a Sam.
-Hola.
-¿Qu√© tal la ma√Īana?
Bajó del long y se lo puso debajo del brazo para ir conmigo.
-Bueno…- Respond√≠ pensativa. No pod√≠a sacarme de la cabeza la extra√Īa llamada telef√≥nica.
-¿Y eso?
-Supongo que ser√° porque es lunes…
-Mm… Hazme un favor y sonr√≠e.- Me gui√Ī√≥ un ojo.
Reí. Me gustaba estar con él. Cuando paré, me miraba fijamente.
-¿Qu√© pasa?
-¿Ves?
-¿El qu√©?
-Estás mucho más guapa cuando sonríes.
Me sonrojé. Ahora fue él el que empezó a reír.
-Qué malo.- Me quejé, muy lejos de pensarlo.
El resto del camino hacia el instituto, también estuvimos riéndonos. Me estuvo contando anécdotas sobre el campamento al que fue el verano pasado. Tenía pinta de ser divertido.
Yo nunca hab√≠a ido de campamento… Todos los veranos pasaba la mayor parte en el pueblo, y si hab√≠a suerte, √≠bamos a Barcelona, a una urbanizaci√≥n de las afueras en la que mis padres ten√≠an un piso.
Cuando llegamos al instituto quedaba un cuarto de hora antes de que empezasen las clases. Supongo que Jana ya estaría aquí. Siempre solía llegar con tiempo a clase.
-¿Vamos a los bancos de detr√°s del polideportivo hasta que empiece?- Propuso Sam.
Ten√≠a ganas de ir con √©l, pero lo primero es lo primero. Ten√≠a que aclarar con Jana todo lo que hab√≠a pasado √ļltimamente con Lucas.
-No puedo.- Me disculp√©.- Tengo que ir a clase. Hab√≠a quedado con una amiga…
-Vale, no te preocupes. Luego nos vemos, Miriam.- Sonrió.
-Hasta luego.
Empec√© a echarle de menos nada m√°s perderle de vista. ¿Me estaba enamorando?
Suspir√©. La √ļltima vez no hab√≠a salido bien parada con lo de enamorarme.
Pero tenía el presentimiento de que con Sam iba a ser muy diferente. Me alegraba de que ahora fuésemos más poco a poco, pero echaba de menos sus besos. Recordé aquella tarde en la playa. Fue una de las mejores tardes de mi vida.
Estaba pensando en ello cuando entré en clase.
Estaba casi vac√≠a. Solo estaban Juan, el m√°s listo de clase, y Katia, una chica que hab√≠a venido nueva y que era muy maja. Salud√© al entrar. Katia sonri√≥, y Juan se limit√≥ a levantar la cabeza. Extra√Īada, mir√© el sitio vac√≠o de Jana. Tendr√≠a que esperarla un poco.
Para hacer tiempo, fui a la peque√Īa biblioteca que ten√≠amos al fondo de la clase y cog√≠ un libro. No hab√≠a demasiados, as√≠ que al final cog√≠ “50 leguas de viaje submarino”. Mi t√≠a siempre me insist√≠a en que lo leyese, y ya que no ten√≠a otra cosa que hacer, empec√© a leer el libro de Julio Verne.
Fue entrando gente. Nerviosa, levant√© la mirada del libro unas mil veces. ¿Por qu√© no hab√≠a llegado a√ļn Jana? Estaba empezando a preocuparme.
Entr√≥ tambi√©n Ra√ļl, que se acerc√≥ a mi mesa. Hablamos un poco, pero yo no perd√≠a de vista la puerta.
-Miriam, ¿pasa algo?- Pregunt√≥ extra√Īado.
-No, nada. ¿Por?
-Porque te he contado que me voy a unir a una banda yihadista y te has limitado a asentir.
-Perdona.- Me sonroj√©. Deb√≠a de parecerle una tonta.- Es que hab√≠a quedado con Jana… Me ten√≠a que decir una cosa muy importante.
Entonces sonó el timbre que anunciaba el comienzo de las clases.
-Pues me parece que llega tarde.- Anunci√≥ Ra√ļl a modo de despedida.
No contesté. Estaba demasiado ocupada pensando dónde narices se había metido Jana. Nunca llegaba tarde a clase. Nunca.
¿Y si Lucas la hab√≠a hecho algo?
Enseguida apart√© ese pensamiento de mi cabeza. Lucas no le har√≠a algo as√≠. ¡Hasta le hab√≠a regalado una flor! Adem√°s, siempre exist√≠a la posibilidad de que se hubiese quedado dormida. ¿No?
Preocupada, no dej√© de mirar la puerta en toda la ma√Īana. Encima se me hab√≠a gastado la bater√≠a del m√≥vil, as√≠ que tendr√≠a que esperar para llamarla.
Cuando son√≥ el timbre que anunciaba el final de las clases, no me mov√≠ de mi sitio. ¿D√≥nde se hab√≠a metido Jana?
Resignada, me levanté de mi asiento y recogí los libros desanimada.
No recib√≠ noticias de Jana en toda la tarde. Cargu√© el m√≥vil y la llam√© unas mil veces, pero lo ten√≠a apagado. ¿La habr√≠a pasado algo?
Cuando me met√≠ en la cama eran m√°s de las once, pero no pod√≠a dormirme. Entre la llamada de esta ma√Īana, y la desaparici√≥n de Jana, ten√≠a la cabeza hecha un l√≠o.
Después de dar un millón de vueltas en la cama, decidí llamar a Lucas. Lo que menos me apetecía en estos momentos, era hablar con él, pero necesitaba saber qué le había pasado a Jana.
Marqu√© el n√ļmero nerviosa. ¿Qu√© se supone que iba a decirle? ¿Y si lo negaba todo?
No tuve la oportunidad de descubrirlo. √Čl tambi√©n ten√≠a el m√≥vil apagado.
Después de un tiempo que se me hizo interminable, por fin me dormí.
A la ma√Īana siguiente volvi√≥ a despertarme el sonido de mi m√≥vil. Asustada, lo cog√≠ de la mesilla. ¿Y si era otra vez el misterioso personaje?

Respiré aliviada. Solo era un SMS.
Lo abrí, con curiosidad. Era de Sam.
“Buenos d√≠as princesa. Te paso a buscar?”
No pude evitar que me saliese una sonrisa tonta al leerlo. Era mon√≠simo. Casi ni record√© a Marcos al leerlo. Casi…
Sin embargo, sin dejar de sonre√≠r, escrib√≠ la respuesta. Solo le puse un “vale” y un emoticono de un lacasito sonriente. Le di a enviar. Me gustaba empezar as√≠ el d√≠a. Me promet√≠ a m√≠ misma que hoy nada me lo estropear√≠a.
Contenta, hoy me vest√≠ con un pantal√≥n rosa fosforito corto, y una camiseta blanca con cuello de barca y l√≠neas de colores. Me calc√© mis zapatillas rosas, y me hice un mo√Īo.
Cuando salí a la calle, ya me estaba esperando Sam.
-Hola…
Antes de que pudiese acabar, me lancé a sus brazos y le besé. Primero se sorprendió, pero luego respondió al beso. Contenta, me separé sonriendo.
-Buenos días.
-S√≠ que son buenos, s√≠…
Me reí.
De camino al instituto, fuimos cogidos de la mano. Yo hablaba sin parar sonriendo, y él me respondía, también contento.
No dej√© de sonre√≠r hasta que entr√© en clase. Sam me acompa√Ī√≥ hasta la puerta y despu√©s desapareci√≥ en direcci√≥n al laboratorio.
Fui hacia mi sitio. La silla de al lado estaba vacía. Hoy Jana tampoco había venido.
Primero frunc√≠ el ce√Īo preocupada, pero luego decid√≠ no pensarlo.
Supongo que fue lo mejor. No apareci√≥ por all√≠ en toda la ma√Īana.
Despu√©s de las clases, me qued√© hablando con Marina sobre el trabajo que nos hab√≠an mandado de historia. ¡Odio historia! Sin embargo, a Marina se le daba muy bien, e iba a ayudarme con el trabajo.
-Bueno, nos vemos ma√Īana y ya lo hablamos, ¿vale?- Pregunt√≥ despidi√©ndose. Su novio la esperaba en un coche aparcado enfrente de nosotras.
-Claro. P√°salo bien con Ricky.- La gui√Ī√© un ojo.
-Lo intentaremos.- Se rió.
Observ√© como sub√≠a en el Toyota negro y me alej√© en la otra direcci√≥n. Me hubiera gustado que me acompa√Īase Sam…
Cuando llegué a casa, saludé a mis padres y subí a mi cuarto. Se me había acabado la batería del móvil y se me había apagado.
Después de pasarme un rato buscando el cargador, que estaba tirado al otro lado de la cama, lo enchufé y encendí el móvil. Esperé pacientemente a que me pidiera el código pin y lo metí.
Cuando acab√≥ de encenderse, comprob√© que ten√≠a tres llamadas perdidas. Qu√© raro. ¿Y si eran del misterioso personaje que me llam√≥ ayer?

8 comentarios:

  1. Miriam, supongo k esa foto, la de descargar el libro la has hecho tu, me puedes decir la pagina?? Esque estoy buscando paginas y no encuentro ninguna.
    PD: Tu novela es genial siguela pronto!!!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo priimero muchiisimas gracias por leerme (:
      lo segundo, es que no me acuerdo de la pagina, si es mi ordenador, pero no es una pagina que use normalmente, solo busque el titulo del libro para descargar y subir una foto al blog, pero luego no lo descargue ni nada... :S lo siento
      entre el fin de semana y la semana que viene subo el siguiente, graias por leerme ;)

      Eliminar
  2. Un poco más enganchada y muero. Te sigo y sigue así, vas a llegar muy lejos y más.
    besitos ^^
    PD: pasate por mi canal y suscribete, ayudaras a cumplir mi sue√Īo. http://littlesecrets-bysophiia.blogspot.com Gracias :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ains :') muchiisimas graciias por leerme y comentar (: Y por seguiirme jeje ;) Me alegro un monton de que te gustee
      ahora nme paso por tu canal linda un besiito <3

      Eliminar
  3. Holaa!! Me encanta tu novel·la estoy super enganxada.
    Besoss ♥

    PD: acabo de abrir un blog de moda y me gustaria que te pasaras ☺
    http://princessedulamode.blogspot.com.es/
    Mersiiiii

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegro un monton de que te guuste (: graciias por leerme linda ;)
      ahora me paso un besiito (:

      Eliminar
  4. Mirii, cuando subes otro?!! Necesito otro YA
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jiji^^ ahoora me pongo a escribiir lo intento subiir hoy o ma√Īana cuando acabemos los examenes empezare a publicarlos mas seguiidos... Un besiito linda (:

      Eliminar